Microsoft Office : porque todos tenemos un jefe

Es de todos conocido que el futuro de la publicidad, o al menos una gran parte, pasa por internet. Pasa también, por la interactividad, el humor y la personalización. Que conste antes de deciros lo siguiente, que no soy especialmente aficionado a hacer elogios a Microsoft, ese gigante informático especialista en copiay y pegar, en comprar y retocar, y colgarse las medallas.

Desinstalando al jefe

Pero la última perla creativa que tienen en la calle tiene su gracia. Se trata de un microsite que se basa en la idea del enemigo común para hacer unión, porque sí señores todos tenemos un jefe. Y en muchos casos, el jefe es ese elemento de tu vida en el que centras todos tus problemas (tenga la culpa o no) y personalizas el odio y la ira hacia el mismo.

Si de paso, Office te proporciona una forma de hacer las tareas cotidianas de un modo más rápido y cómodo, ya tienes el bizcocho listo. Sólo hay que darle forma :

http://www.microsoft.es/desinstalandoaljefe

No sé a vosotros pero a mi me ha gustado.

La agencia responsable de esta creatividad es Wunderman

Anuncios

Google y Apple : a gorrazos también en publicidad

A porrazo limpio

Es de todos conocido que Google es, actualmente, el gran dominador de este complejo mundo de internet. Es también algo sabido que el tipo de publicidad asociada a búsquedas que utiliza Google tiene sus pros y sus contras. Hasta ahí todos de acuerdo.

Es evidente que el futuro de la publicidad se orienta principalmente hacia medios interactivos como internet, pero cada vez más hacia todo lo “portable”, móviles, ipods, etc. Y a la vista está, que las grandes compañias lo saben. En su momento Apple quiso contratar a AdMod, una importante compañía especializada en la publicidad móvil. Pues bien, como hizo el R.Madrid con Figo al Barcelona, Google ahora ha firmado su compra.

En esta guerra en la que todo vale, Nexus One (el nuevo smartphone de Google) fue otro de los asaltos en los que la campana salvó a Apple de una estruendosa caída.

Y seguirán a golpes, con la batalla entre Google Chrome y Saphari, de Apple.