Carlsberg: ¿Mejor anuncio gráfico del 2009? ¡increible!

Vivimos en el mundo de la imagen. Ese dicho de una imagen vale más que mil palabras, lo representa esta pieza gráfica, increiblemente la ganadora en el apartado gráfico de los XIV premios “Los mejores anuncios del año”, otorgados anoche en Madrid :

Pieza gráfica ganadora "Los mejores anuncios 2009", Carlsberg

Sinceramente, a mi no me parece merecedora ni de salir a la calle. Todos sabemos el público objetivo de Carlsberg, sí somos hombres y sí, a muchos nos gustan las mujeres (no a todos).

El enlace entre la pierna de una modelo, y una cerveza, permítanme pero no lo capto. Si ya es algo recogido en leyes, y si es posible afectar a la dignidad del consumidor medio (está claro que a todos no afectan por igual las cosas), este anuncio no debería ni siquiera haber salido de la agencia.

Sólo se permite el uso de la imagen de una mujer, cuando exista alguna relación clara y nítida entre el producto y la imagen misma, y no lo digo yo, lo dicen las leyes. Y al ser una imagen subjetiva no se puede decir con certeza, pero el texto que ancla el mensaje, claramente indica un instinto sexual (masculino) manifiesto.

Este anuncio es de Octubre de 2009, y no he investigado si alguna asociación ha protestado, pero no es de recibo que sea premiado por delante de otros muchos anuncios que proponen una publicidad responsable.

Esa es mi opinión, y no soy un santo, ni un cura… pero tenemos que tener en cuenta que la publicidad la ve toda la sociedad y hay que tener cuidado con determinadas cosas…

La campaña fue ideada por Shackleton para Carlsberg.

NOTA: No estoy posteando porque ando muy liado, pronto volveré a mejor ritmo, gracias a los que seguís el blog

Movistar: un mal plagio

El anuncio que hoy os presento no hay por donde cogerlo. Primero y sobre todo porque copiar en 30 segundos una película es bastante complejo. Os hablo de ese extraño anuncio en el que el abuelo va en búsqueda del niño para, tras un paseo por el bosque, asomarse a un acantilado a ver el amanecer.

Aquí os dejo el vídeo del que se rumorea (y es evidente) que se ha sacado la idea:

A decir verdad, la música me parece buena, pero poco más. Aunque puede hacerse una fácil asociación de ideas, ésta no llega si no se escucha el claim final “compartida, la vida es más”.  A saber el dineral que habrá costado el anuncio para llegar a un resultado tan simple y absurdo…

Por cierto, que la imagen de los gallos me da un mal rollo…

Don Simon vs Granini : ¿dónde están los naranjos?

El caso que nos ocupa no es algo nuevo. El grupo García Carrión (propietario de la marca Don Simón) lleva basando su estrategia de comunicación en la publicidad comparativa, o algo similar, desde el año 1998. Se vanagloria este grupo alimenticio de “informar al consumidor”. Si tomamos la Ley de Competencia Desleal y en concreto el Art.10, podemos comprobar que la comparación es lícita en ciertos aspectos: los productos cumplen las mismas necesidades, y las características de la comparación son esenciales, pertinentes y verificables. Hasta ahí estoy de acuerdo.El matiz que quizá ha pasado por alto viene al principio del precepto que dice que la comparación debe ser, ante todo objetiva.

¿Cómo podemos pedir una comparación objetiva a una empresa que busca únicamente un lucro comercial? Informar a los consumidores será una estrategia más para conseguir que su trozo del pastel del consumo de zumos en España, no lo toquen otras compañías.

No conviene olvidar que Autocontrol, una Asociación que solo impone castigos “morales” a sus asociados, no es un tribunal de justicia y la guerra aún no ha acabado. En mi humilde opinión, tan reprobable es engañar a los consumidores por parte de Granini ya que es cierto que puede inducir a error a un cierto número de personas (no sé decir con exactitud si el consumidor medio es tan poco perspicaz), como hacer “sangre” utilizando los errores de una campaña para abrir una herida donde atacar por parte del grupo García Carrión. Si uno puede caer en una publicidad ilegal por engaño, el segundo puede caer en una publicidad claramente denigratoria y que muestra un claro intento por desprestigiar a su competidor.

De hecho, y siguiendo con la opinión personal, mostrar triunfantes los supuestos éxitos en publicidad comparativa por parte de GC no hace sino denigrar para mi gusto su propia imagen. A nadie engañan diciendo que se preocupan por el consumidor, y menos aún comprobando que son capaces de alabar las excelentes cualidades del zumo exprimido en contraposición con el zumo concentrado (la base de la reclamación contra Granini), contando en su cartera de productos con zumos a base de concentrado.

Dicho esto, llegamos a la conclusión. ¿Puede erigirse el grupo GC en juez que permita o no la publicidad de las demás marcas? ¿Puede comportarse dicho grupo alimentario como un organismo de salud oficial que enseñe a los consumidores qué es bueno y qué es malo? ¿Hay un fin realmente altruista por parte de esta compañía para informar a los consumidores? La respuesta a estas tres preguntas para mi es no.

Que cada consumidor compre lo que desee, si quiere comprar un zumo a base de concentrado adelante, no entiendo por qué este grupo tiene que decirme como consumidor qué es mejor para mi. Menos entiendo esta circunstancia cuando ellos mismos también ofertan zumos concentrados, que a estas alturas ya es casi lo de menos, pero nos demuestra la escasa solidez del objetivo informativo de sus acciones comunicativas. Estar en la delgada línea de lo legal no equivale a erigirse como juez y creerse con la razón universal.

Amstel : la investigación, ¿eso qué es?

Amstel nos presenta una modificación de su producto. Una lata más grande, de 37,5cl que según se ve en el spot, parece una charla de 4 amigos más que un anuncio de un presupuesto de al menos 300,000€.

Sacar una campaña publicitaria a la calle como ésta tiene su explicación. O bien se han ahorrado los costes de una buena investigación de mercado, o bien sí que se han gastado la pasta… y la han tirado a la basura. Vean un anuncio que parece han planificado sus propios protagonistas:

Los estereotipos son esas imágenes que tenemos en la cabeza, sencillos resumenes con cuatro palabras de un concepto cualquiera. Los andaluces vagos, los catalanes tacaños, etc. esos clichés que tanto daño hacen a quienes lo sufren pero que, al fin y al cabo también cumplen su papel social. Nos sirven para simplificar en cierto modo una realidad compleja que nos rodea y que, por determinadas circunstancias, no podemos conocer del todo.

Que los ciudadanos de a pie utilicen estos arquetipos será mejor o peor, pero que los utilice una agencia para llegar a sus consumidores es una estrategia muy burda, demasiado simple y que resulta en la mayoría de los casos de mal gusto. Me considero estar en el público objetivo de esta cerveza (hombre, mediana edad, clase media,… fíjense en los protagonistas del spot) y me da la sensación de recibir, con perdón, una bofetada en la cara. Con cosas así, eso del ROI suena a carcajada.

Y todo por no investigar bien al que te tiene que comprar…

Panrico : cómo quedar como el culo

Ante el panorama actual, con el constante y amenazante avance de las marcas blancas quizá queda espacio para una marca en cada sector, la líder. Cuando una marca no es la líder de la categoría, debe luchar por quitarle el puesto o temer por su continuidad.

Hablando de pan del molde, está bastante claro que el líder es Bimbo. De hecho se ha producido el curioso fenómeno de asociación de la marca con el producto [véase Kleenex, Tipex,etc.]… pocas personas no han dicho alguna vez “y me comí un pan bimbo”, cuando en realidad se refieren al pan de molde, sea o no Bimbo.

Para qué os cuento este rollo direis… para mostraros que aquí la lucha ha sido mal entendida por uno de sus competidores, en concreto Panrico. En el spot que últimamente se repite hasta en la sopa, nos muestran a un señor que nos compara el inicio y el final del paquete de pan con la cara y el culo.

Hablando de comida, decir que “con Panrico tendrás siempre el culo como la cara” te deja un sabor de boca que a mi desde luego, no me invita para nada a comprar ese paquete. Hay que ser más creativos señores, ir a lo fácil normalmente no da buenos frutos! Y si no se puede ser creativos, al menos no quedar como el culo (nunca mejor dicho).

Edito: Esta campaña fue diseñada por Bassat Ogilvy http://www.bassatogilvy.es

Sexo y publicidad, instintos comerciales

Ahh que anuncian zapatillas...

El ser humano sigue siendo un animal, más o menos evolucionado, que sigue guiándose por instintos. Todas las personas tienen unas metas, unos objetivos a perseguir y cumplir: vivir mejor, tener un buen coche, ligar más, vivir más, dejar de fumar, encontrar trabajo (éste último muy de moda), etc.

El más básico de los instintos, aparte de comer y protegerse, es reproducirse… o lo que sea. Utilizar este último instinto como la base de un anuncio publicitario es, cuando menos reprobable.

A nadie nos amarga un dulce, ver un torso desnudo y desafiante, imaginar y fantasear con las imágenes es algo que todos hemos hecho y hacemos cada dia (y no me refiero sólo al plano sexual). Pero de ahí, a vender un vaquero con una semi-orgía (eso sí, todos con pantalones vaqueros puestos) media un gran abismo…

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿todo vale? ¿sirve que hablen bien o mal de ti, pero que hablen?